viernes, febrero 17, 2006

Mala compañía

Te odio. Perro malo. ¿Cuántas veces me has tratado así? Otra más, me acaricias un día y a la semana me huyes. No sé porque, tanto tiempo, he dejado que compartieses mi casa, mis horas y pensamientos. Vete y no vuelvas. No mereces compañía. Te compré para que fueses, tú, mi amigo, el que me acompañase en las copas. Barriobajero. Desde el momento en que te miré a los ojos dejé de existir, dependí de ti. ¿Cómo supiste lo que quería y lo que hacer? Tú que decías que había sido tu primera dueña. Acababas de nacer. Nadie entra en el mundo sabiendo como es, uno primero se equivoca, cae, otra más, incluso alguno tropieza siempre, pero lo normal es que un día aprendas. Tú no aprendiste, ya sabías. Conocías el camino, una piedra a la izquierda, la galletita de Dog Chow a la derecha. Nunca sabrás quién fui, ni yo si tú, algún día, fuiste ¿Y son los perros los mejores amigos? Me vengaré por no ser. El amar no es gratuito y yo amé. Mercado muy valorado el canino.

3 Comments:

Blogger Pedro A. Ramos said...

¿Perro perro? ¿O perro humano? Hay mucho perro suelto...

10:54 a. m.  
Blogger maykariv said...

Este tiene pinta de cachorro humano, un perro nunca te decepcionaría así...besos...Mayka

6:15 p. m.  
Blogger XoseAnton said...

¡Guau! ¿guau! No te conformes con el cariño que te merezcas o seas capaz de ganar. Nunca.

12:44 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home