lunes, marzo 13, 2006

Lolita de Nabokov, paidofilia

Puede que no todos sepáis que la paidofilia es, según la R.A.E, la nueva palabra utilizada para denominar a la atracción erótica o sexual que una persona adulta siente hacia niños o adolescentes.

Este fin de semana he empezado a leer Lolita de Vladimir Nabokov. La había leído hace tiempo, pero pensé en releerla después de haber visto un par de veces El leñador, película de Nicole Kassell, guión de Steven Fechter y actor principal Kevin Bacon. Está basada en la obra teatral homónima, dirigida por Nicole Kassell y producida por Lee Daniels. El filme ganó el Premio al mejor guión en la Competición Slamdance 2001, y tuvo su premiere mundial en la sección dramática del Festival de Sundance 2004.

En la película vemos a un personaje redondo al que encarna Kevin Bacon. Trata una temática dura, la paidofilia, pero con respeto, cordura y crítica sana. Analiza cuestiones como la reinserción a la vida social y los demonios que bullen en el interior del ser humano. No hay en toda la película una postura clara que fuerce al público para posicionarse, los personajes si lo hacen y se nos explica el por qué. Si nos olvidamos de algunos americanismos, pocos, como el que aparezca una niña en el jardín en el momento adecuado, el poli malo… y nos quedamos con la chaqueta roja y capucha de la niña que pasea por el sendero y encuentra al lobo, por ejemplo, es una gran película.

En la novela Lolita (Compactos de Anagrama, 2005), Humbert Humbert es el homólogo, es Kevin Bacon hecho Cyrano. Una obra preciosa, de una creación literaria compleja. Erótica y sensual. Yo la clasifico como una de las obras más bellas de amor.
Es evidente el paralelismo entre determinadas artes, leo a Lolita mientras veo a Walter Rossworth ( K. Bacon), un hombre que es a la vez víctima y creador de sus impulsos destructivos, carcomido por sus obsesiones y en guerra consigo mismo.

Otra vez cine y literatura nos ofrecen posibilidades de introspección en la mente humana y, así, la posibilidad de la reflexión y, quizás, la comprensión.

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Yo también disfrute la película. Altamente recomendable, coincido.

4:08 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home