martes, julio 25, 2006

Sagas

Muero de "caló". Si en Coruña estamos así, no quiero imaginar como está el resto de España. Sorbo té a todas horas para no deshidratarme y acepto invitaciones a fiestas que empiezan a partir de las 23 horas. Pero eso será el viernes. Para entonces me habré leído alguna saga policíaca.