miércoles, marzo 29, 2006

Jornadas Valle-Inclanianas

Bajo este título tan sugerente se esconden más de 3 días dedicados a uno de los mejores escritores que hemos tenido. Querido por muchos, imitado por la mayoría, inigualable Don Ramón, cultivó todos los géneros y a sus amigos y todavía tuvo tiempo de inventar el Esperpento. Maravilloso callejón del gato por el que tantos paseos madrileños he dado.
Don Ramón, es para mí un placer dar un curso en su casa.
Lugar: Vilanova de Arousa.
Fecha: 30, 31 de marzo y 1 de abril.
Nos vemos.
cartel

lunes, marzo 27, 2006

Salsa agridulce

Vaya semana. Y no os cuento la que empieza. Bueno, sí, os puedo adelantar que el jueves y el viernes estoy en Vilanova. Me han invitado a una jornadas valleinclanianas y ¿quién puede resistirse a dar un curso en nombre de Don Ramón?
Pero centrémonos en la semana pasada y en los suplementos culturales.
Diego AmeixeirasMe dicen, me cuentan, he leído por ahí, que Diego Ameixeiras está en el TOP de los más vendidos en lengua gallega. Su libro, O cidadán do mes, es según el Culturas, suplemento de La Voz de Galicia, el tercer libro más vendido de la semana, despues de Alfredo Conde y P. Auster. Ahí es nada. Pero todavía mejor: según A Nosa Terra, O cidadán do mes es el number ONE. Yo lo supe en cuanto vi la portada, pero estoy seguro de que el interior no desmerece tanta curva y pistola. Enhorabuena, Diego.
Por otro lado, la editorial OQO, recibió la semana pasada un premio internacional y ya hemos mandado un corresponsal a Pontevedra para que cubra tan interesante noticia. Espero que en breve podáis leer más detalles sobre la misma.
Pero no todo van a ser buenas nuevas. La semana pasada decíamos "hasta pronto" a Eloy de la Iglesia, uno de los realizadores más provocadores, controvertidos y críticos del cine de la Transición. Autor de películas imprescindibles como El pico y La estanquera de Vallecas. Resto de filmografía. Descanse en paz.

viernes, marzo 24, 2006

Regalan libros

libroLas bibliotecas de Murcia (donde tenemos muchos amigos y lectores, por cierto) regalarán mañana un libro a todo aquel que presente el carné de cualquiera de las 16 bibliotecas integradas en el consistorio.
Aplaudimos esta iniciativa. Enhorabuena.

jueves, marzo 23, 2006

SALINGER: ¿Un día perfecto?

“En el hotel había noventa y siete agentes de…” “Diga – dijo extendiendo…”
Se dice que el cuento, de 16 páginas, Un día perfecto para el pez plátano de J.D. Salinger es un cuento perfecto, como el día, el día de hoy no, llueve.
Se lee en 20 minutos, pero es necesario darle al menos 3 o 4 pasadas por lo que nos metemos en más de una hora. No sé si es perfecto, pero lo que si, es irrepetible y laborioso. Ha sido hecho buscando una técnica, una intriga y un vocabulario que nos hagan ver una aptitud, esto es, en él no se nos dice lo que siente o piensa un personaje, las acciones son objetivas, son vistas desde una cámara fija. Entonces, uno, en principio, no debería tener prejuicios o hacer suposiciones del protagonista, pero desde la primera lectura lo tachamos de loco; ni de su mujer, pero vemos que lo quiere y pasa de su madre que la mantiene al teléfono. Nos dejamos llevar por lo que vemos, desde esa cámara escondida, y no por lo que sabemos, pues no conocemos a los personajes. Los juzgamos por hechos. Este cuento revela el juego de lo difícil que es conocer a la gente, los acontecimientos y el final no se desarrollan como pensamos, además de que nos da un lapote a aquellos que, sin saber los por qué y los cómo, clasificamos a la raza.
El narrador es en tercera persona y verbos en pasado, figuras de este tipo las han creado Bukowski o Camus, de ellas podemos aprender.
La temática: incomprensión humana, podemos hablar también de alienación e incapacidad de comprender.
Características: se nos dan hechos, no pensamientos; realidad en la llamada de teléfono, muchos cambios de conversación y frases entrecortadas, puntos de este tipo:…; se dejan varios caminos abiertos, se habla de temas que nos interesan, pero no se retoman y por último la intensidad, es un recorrido inconstante, tramos altos y medio-altos, termina en lo más…
Por favor, léanlo y reflexionen. Nosotros, en el taller, ya lo hemos hecho.

miércoles, marzo 22, 2006

90 páginas de felicidad

Hacia tiempo que no me reía tanto. Esta mañana, mientras estaba en la sala de espera del dentista (el próximo miércoles me tienen que hacer unas impresiones para colocarme una corona en la pieza 36), terminé de leer Desayuno en Tiffany´s. Fue un verdadero placer reencontrarme con Holly, con OJ, con Joe y con ese narrador bajito, aspirante a escritor, curioso y metomentodo. Fue un placer y una carcajada recorrer Park Avenue, montar a caballo y caerme (uno de los pasajes preferidos de Enrique y que tuvo la osadía de leer en la anterior clase), ponerme triste con ese final abierto en el que todo cabe. Creo que el resto de personas que estaban conmigo en la sala de espera no entendieron mi cara de felicidad.
De aquí al viernes, espero leerme la novela, por lo menos, otra vez. No quiero contaminarme, por lo que he preferido no leer los otros cuentos que la acompañan. ¡Maldita manía de “hacer lomo”! Desde ahora reivindico una campaña para que editen un libro que sólo contenga Desayuno en Tiffany´s.
El viernes hablaremos del argumento. Hasta entonces, feliz lectura.
Escribe.

lunes, marzo 20, 2006

In Babelia

Como cada lunes, ya estoy aquí para haceros el correspondiente resumen de los dos principales suplementos que he leído este fin de semana: Babelia y El Cultural.
En el suplemento de libros de El País, Babelia, publican una entrevista a un tal Paul Auster, ¿os suena? Lo más interesante que dice el de New York (se empeña en repetirlo) es que él es “el menos cinematográfico de los escritores”. Ahora sí que no sé nada. Hay algún apunte sobre su escritura y sobre sus orígenes, pero no es imprescindible. La entrevista se complementa con la reseña de la novela, Brokklyn Follies.
portadaAl margen de las reseñas sobre diversos ensayos, que sabéis que no leo, y otra vez la novela inédita de Capote de la que no pienso hablar, me han llamado la atención dos reseñas, sobre los títulos Proust Fiction de Robert Juan-Cantavella y Todo lo que se ve de Alberto Ávila Salazar. Y digo que me han llamado la atención porque ninguno de los dos sale bien parado. Aún así no estaría de más leer autores nuevos para variar, digo yo. Por si acaso darles una oportunidad, luego me contáis.
En El Cultural, que sale los jueves y cuesta 30 céntimos, pero yo leo los sábados que es cuando tengo tiempo, os recomiendo el artículo portadasobre Ramiro Pinilla que firma Fernando Aramburu (se puede leer su versión electrónica haciendo clic aquí) y la reseña de la última novela de Luis Goytisolo, Oido atento a los pájaros. Libro que pienso comprar inmediatamente.
Respecto a la ración de cotilleos de la semana: viene cargadita; no olvidéis echarle un vistazo a "La papelera" y, si todavía tenéis ganas de saber como funciona esto de la cultura, leeros el reportaje Los intelectuales toman partido.


Ejercicio recomendado: leer las reseñas sobre Brooklyn follies que han publicado ambos suplementos y, tras leer entrelíneas, hacer un resumen a doble espacio y que ocupe una cuartilla en el que se citen los aciertos y defectos que señalan Germán Gullón y José María Guelbenzu.

lunes, marzo 13, 2006

Lolita de Nabokov, paidofilia

Puede que no todos sepáis que la paidofilia es, según la R.A.E, la nueva palabra utilizada para denominar a la atracción erótica o sexual que una persona adulta siente hacia niños o adolescentes.

Este fin de semana he empezado a leer Lolita de Vladimir Nabokov. La había leído hace tiempo, pero pensé en releerla después de haber visto un par de veces El leñador, película de Nicole Kassell, guión de Steven Fechter y actor principal Kevin Bacon. Está basada en la obra teatral homónima, dirigida por Nicole Kassell y producida por Lee Daniels. El filme ganó el Premio al mejor guión en la Competición Slamdance 2001, y tuvo su premiere mundial en la sección dramática del Festival de Sundance 2004.

En la película vemos a un personaje redondo al que encarna Kevin Bacon. Trata una temática dura, la paidofilia, pero con respeto, cordura y crítica sana. Analiza cuestiones como la reinserción a la vida social y los demonios que bullen en el interior del ser humano. No hay en toda la película una postura clara que fuerce al público para posicionarse, los personajes si lo hacen y se nos explica el por qué. Si nos olvidamos de algunos americanismos, pocos, como el que aparezca una niña en el jardín en el momento adecuado, el poli malo… y nos quedamos con la chaqueta roja y capucha de la niña que pasea por el sendero y encuentra al lobo, por ejemplo, es una gran película.

En la novela Lolita (Compactos de Anagrama, 2005), Humbert Humbert es el homólogo, es Kevin Bacon hecho Cyrano. Una obra preciosa, de una creación literaria compleja. Erótica y sensual. Yo la clasifico como una de las obras más bellas de amor.
Es evidente el paralelismo entre determinadas artes, leo a Lolita mientras veo a Walter Rossworth ( K. Bacon), un hombre que es a la vez víctima y creador de sus impulsos destructivos, carcomido por sus obsesiones y en guerra consigo mismo.

Otra vez cine y literatura nos ofrecen posibilidades de introspección en la mente humana y, así, la posibilidad de la reflexión y, quizás, la comprensión.

Capote

CapoteVivimos en un mundo mediatizado. No es nada nuevo. ¿Por qué Truman Capote era un genio? ¿Qué escribió este egocéntrico homosexual de gafas de concha?
Ahora mismo Capote (Bennett Miller, 2005) se pasea por nuestras pantallas (protagoniza Philip Seymour Hoffman, oscarizado, tremendo, irreconocible aquel enfermero de Magnolia (Paul Thomas Anderson, 1999), pero tiene muchas más: Almost Famous (Cameron Crowe, 2000) y Boogie nigths (Paul CorrespondenciaThomas Anderson, 1997), por ejemplo), pero Truman Capote también se pasea por nuestras librerías. Lumen acaba de editar Un placer fugaz. Correspondencia, Anagrama recupera la novela inédita Crucero de verano (de la que ya hemos hablado en la tertulia y no pienso perder mi tiempo ni haceros malgastar el vuestro) y, me imagino, que no será nada dificil conseguir la novela cuya génesis narra la película que ha desencadenado este comentario: A sangre fría (Anagrama, 1989), también Desayuno en Tiffany´sdisponible en la serie Compactos de la misma editorial.
Por cierto, la película Capote (Bennett Miller, 2005) está basada en la novela del mismo título, escrita por Gerald Clarke y que ha publicado Ediciones B en España. De nuevo esta pareja de hecho, la literatura y el cine, se unen y nos hacen disfrutar (como enanos; ¿cuánto medía Capote?), permiten que durante 114 minutos nos sintamos en la piel de uno de los escritores más famosos de nuestro siglo. ¿Por qué?
Quizá nos ayude analizar su novela Desayuno en Tiffany´s (Anagrama, 1988), la anterior a A sangre fría. La escribió en 1958 Desayuno con diamantesy él mismo la adaptaría para el cine junto a George Axelrod. En España el título del largometraje es Desayuno con diamantes (Blake Edwards, 1961).
Así que esa es la propuesta: leer Desayuno en Tiffany´s, analizarla y ver si esto nos permite averiguar porqué el mito sigue vivo.
¡Vive Capote!

sábado, marzo 11, 2006

¿Por qué escribo?

¿Por qué escribo?, a veces me lo pregunto. La verdad, no lo sé. Prodría exponer un sinfín de razones, tanto mentales como espirituales, pero con la misma argumentación, también, las sustituiría por otras al poco tiempo. Seguro. La idea de enumerar aquello por lo que nunca escribiría me resulta igual de incierta. Al fin y al cabo, no es más que otra manera de rodear la presa. Ahora bien, la distinción entre luces y sombras siempre resulta más fácil que su explicación o conocimiento.

Ante la carencia de afirmaciones objetivas, ceñiré la respuesta al ámbito especulativo o posible; se trata de un credo.

De manera consciente, en el acto de escribir, no gravito en torno a una finalidad. Tal vez, deba buscar las explicaciones en la causa impulsiva. Tengo la costumbre o el vicio de tamizar la información que recibo del exterior, por lo menos me satisface la idea de que así es. Pero no resulta fácil, al contrario, acepto con humildad que se trata de una labor más pretenciosa que objetiva. Si a esto se le añade la naturaleza de individuo como tal, donde la recepción de información consta de cinco canales(cinco sentidos) y uno sólo de emisión: la palabra(existen otros que entiendo menores, cada vez más atrofiados, probablemente por el poder de ésta), el desequilibrio que se provoca entre la entrada y salida de datos es cada vez mayor. Se puede hablar del tiempo que semejante aventura requiere, pero para imaginar las espectaculares vomitonas, insufribles incluso para el propio autor como en este caso, creo que es suficiente. Basta con decir que en el proceso físico contamos con una entrada y dos salidas y, aún así, cuando nos excedemos ¡menudas bascas! De este ejercicio tan sólo se salvan aquellos que tienen alma de abeja, afortunados, en sus vomitonas la palabra es miel.

domingo, marzo 05, 2006

La papelera de Juan Palomo

teatro Valle-InclánNo descubro nada nuevo si reconozco mi admiración por Juan Palomo. Dicen que detrás de esta firma hay una mujer, pero no era de esto de lo que quería hablarles y, sin embargo, ya lo he dicho. Por si, a pesar de mi insistencia (y pienso reincidir), todavía no son adictos a "La papelera", aquí les dejo algunas perlas de su última entrega, Los murciélagos de Lucía:
Una, sobre Mercedes Álvarez y José María Lara: “Parece una ley no escrita, al menos en nuestra industria, que la mediocridad de los productores se cebe con los mejores cineastas.”
Dos, carta de José Fernández Blanco Sánchez a Lucía Etxebarria.
Tres: “Como la única manera de superar los prejuicios es el conocimiento mutuo, una estupenda editorial madrileña, Páginas de Espuma, prepara una Antología del nuevo cuento catalán bilingüe. Se titula Un diez…” Responsable de la selección: Care Santos.
Cuatro, Paul Auster en Lisboa preparando su película.
Cinco, crítica suave al estreno de Divina Palabras, dirigida por Gerardo Vera y que ha sido la obra elegida para inaugurar el recién (re-)estrenado teatro Valle-Inclán. ¿Cuándo van a darse cuenta de que el Arte sin distribución no sirve de nada?

viernes, marzo 03, 2006

Coruña se mueve

presentacion libroPara aquellos que sigan pensando “aquí no se hace nada”, sirva como muestra que ayer jueves 2 de marzo de 2006, aún con la resaca del entroido (carnaval), se presentaron dos libros, se impartió una clase de escritura creativa, se proyectó una película de Michael Haneke en versión original con subtítulos…
Y llega el fin de semana; la oferta se multiplica, por lo que sólo hablaré de cine. Cine de calidad como el que se proyecta en el CGAI y en el FORUM al que hay que añadir la llegada a nuestra ciudad de La fiesta del chivo, basada en la novela de Mario Vargas Llosa, y el estreno de Cargo, película en la que ha participado la productora coruñesa Vaca Films.
De libros volvemos a hablar el lunes. Estaré en Madrid, pero igual os cuento.

jueves, marzo 02, 2006

Presentación de "El testigo indiscreto"

portada libroEsta tarde a las 20 horas, en Ámbito Cultural de A Coruña, Manuel Hidalgo presentará su libro El testigo indiscreto. más sobre el libro
Elena Pita entrevistará en directo al autor. Todo puede pasar.
Te esperamos.

Presentación del libro El testigo indiscreto
Ponentes: Manuel Hidalgo y Elena Pita
Día 2 de Marzo a las 20:00 horas
Lugar: Ámbito Cultural (El Corte Inglés)
Dirección: Ramón y Cajal, nº 57-59. A Coruña.

miércoles, marzo 01, 2006

Paul Auster versus Stanislav Lem

Ya debería estar, en todas las librerías de España, el último libro de Paul Auster, Brooklyn Follies. Todavía no lo he leído, pero promete.
portada libroPaul Auster nos seduce de nuevo con su flamante novela, con su prosa fluida y brillante que no nos deja indiferentes. Auster presenta una fascinante red de personajes en la que destaca un inolvidable Nathan Glass, todos ellos inmersos en 'la espesa jungla de la vida'.
Ed. Anagrama. 320 pgs. 18 €
Prometo leérmelo en breve y escribir unas líneas.

Mientras tanto os recomiendo un DVD que acabo de descubrir: la versión cinematográfica y rusa de Solaris, novela escrita por el polaco Stanislav Lem y que (imagino) conoceréis porque George Clooney protagonizó la versión norteamericana, dirigida por Steven Soderbergh en 2002. Si aún no la habéis visto, es un buen momento para hacer cinematografía comparada. Ah, y no olvidéis leer el libro.
portada libroEl astronauta Kelvin se enfrenta con una nueva modalidad de agresión, una especie de enorme inteligencia oceánica que ocupa en el planeta Solaris... Éste es el punto de partida de una alegoría de la condición humana, condenada a no obtener jamás respuestas definitivas a su ansia de conocimiento.
Stanislav Lem ha escrito una novela ecléctica, en que conviven la ciencia ficción, el misterio y el amor en un ambiente denso e inquietante, repleto de imágenes evocadoras y pinceladas de ironía que la han consolidado como un clásico de la literatura fantástica.
Ediciones Minotauro. 240 pags. 16 €